viernes, febrero 29, 2008

The Colón through 2011: fragile planning

I recently wrote an analysis of the controversial press conference conducted by the City Chief of Government, Mauricio Macri, and by the Teatro Colón's Director General, Horacio Sanguinetti. I promised then a complementary article on the announced activity of 2008 through 2011; this is it.

I felt at the time that to prepare four years of planning in the two months that have elapsed since Sanguinetti's assumption felt like an improbable stunt; I also thought that it was quite unnecessary: the public wanted to know the details of 2008 and of course what would happen with the Master Plan, but there was no hurry in having the seasons of 2009, 2010 and 2011. In the state of total uncertainty that the Colón is living through, you just can't take seriously the announcements, with their pretentions of exact dates to boot, and of course without any contracts made.

2008: this is the only credible part. To no one's surprise, it confirmed that there will be no opera season, as Sanguinetti said even before he took the post. My article "The Colón in deep trouble" (Dec. 2, 2007) specified the alleged reasons, which have feet of clay and remain profoundly unconvincing. But I want to stress a common-sense point: if an incomplete orchestra (due to the dismissal of over-65-years-old personnel) can't play operas, it follows it can't do concerts either. There is a logical way to save the day : put under a limited contract the needed players to fulfill vacancies; but Macri incredibly ruled that out in the press conference!

Most of the concerts of the Colón Orchestra ("Orquesta Estable") will be led by its new Principal Conductor, Carlos Vieu, unfortunately with mostly uninteresting programs. This year without staged opera was ideal to offer valuable unknown complete operas in concert, thus mitigating the disappointment of opera goers. One good point: most concerts will be offered at the Auditorio de Belgrano, the only reasonable acoustics we have for symphonic material now that the Colón is closed. I single out the following as valuable occasions: a Bruckner night (Vieu); an homage to octogenarian conductor Franz-Paul Decker, and Mahler's Third (perhaps -for Stefan Lano hasn't accepted coming as an invited conductor).

The Buenos Aires Philharmonic is welcoming back Arturo Diemecke as Principal Conductor, and he will carry the bulk of the decent programming, far indeed from the innovation and imagination of Julio Palacio's ideas last year . Homages will be paid to Messiaen, Rimsky-Korsakov, Vaughan Williams and Ginastera. Decker will do two concerts, and other foreign conductors will be Ken Jean, Rossen Milanov and Guenther Neuhold (all known here). Pianists Chun Wang, Peter Donohoe, Dimitri Vassilakis, Evgeny Mikhailov, Akiko Ebi and Muza Rubackyte, violinists Ilya Kaler and Shlomo Mintz and cellist Nathalie Clein (all heard here before except Kaler) are the foreign contingent of soloists. Premieres will be few and unimportant. Sanguinetti apparently approves of the Coliseo for concerts : the first four of the subscription series will happen there, though he rules out opera at that venue (many believe that the problem hasn't been mentioned officially: the Coliseo's rental price is considered stiff).

The Ballet, under Guido De Benedetti, will have a very conservative season , mostly at the Opera, a new venue for our dancers. There will be six programmes and I'm afraid I find nothing attractive in them. No foreign soloists are announced. Paradoxically, the Colón Chamber Opera will give us almost the only items of some interest in staged performances, at a newly refurbished Teatro 25 de Mayo: Haydn's "Il mondo della luna", Purcell's "The Fairy Queen" (with the Colón Art Institute), Rousseau's "Le devin du village". The Center for Experimentation announces six activities; only two attract me: the Ensemble Nuove Forme Sonore in Nono and Berio, and the premiere of Lambertini's "Cenicientaaaaa!!!!!".

2009: an opera season is announced; but the operative question hasn't been answered: where? Macri confirmed that the Colón will stay closed all year. And Sanguinetti refuses the only viable alternative, the Coliseo. But big operas are nevertheless programmed: "Aida", "Lohengrin", "Turandot", the premiere of Dvorák's "Rusalka"; of the rest I will only mention "Pelléas et Mélisande". The rest is standard, apart from Gandini's "La ciudad ausente". Triple casts are announced to accomodate as many Argentine singers as possible; foreign artists are few : of special interest Sylvie Valayre, Francesca Patané and Herbert Lippert. Again the Colón Chamber Opera will probably be more interest, for it announces the early Mozart operas, such as "Lucio Silla" and "Mitridate". The Ballet season will be more abundant : nine shows; of special value two well-known but important pieces by Cranko: "Eugen Onieguin" and "Romeo and Juliet".

2010: if it's true that we'll have the Colón back (many doubt it) there will be a big season there. I single out the premiere of Britten's "Billy Budd". Also, the revival of Cilea's "L'Arlesiana", "Parsifal", "Der Rosenkavalier", "Falstaff" and Tchaikovsky's "Eugen Onieguin" (the opera, not the ballet). Some stars are announced: Susan Graham, Maria Guleghina, Dolora Zajic, Anthony Michaels Moore, Norma Fantini.

2011: a hackneyed season with run-of-the-mill titles except "Porgy and Bess" (but not, as it should be, with black singers: the style requires it), the revival of Mascagni's "Isabeau", Berg's "Lulu" and Bizet's "Les pecheurs de perles". José Cura will put on quite a show, singing, conducting and producing "Cav-Pag".

Para el Buenos Aires Herald

lunes, febrero 18, 2008

The Colón's sad situation

Last December 2 the HERALD published an article I wrote, "The Colón in deep trouble". Later that month Mauricio Macri as Chief of Government and Horacio Sanguinetti as the Theatre's General Director took their posts. The latter's assumption surprised many, for his published statements in the preceding weeks had caused a tsunami of protest in musical society and particularly in the Colón's personnel. Nevertheless he took charge in a closed ceremony. In it he confirmed that there would be no opera season in 2008.

There were some organizational changes: newly created Opera Direction (Salvatore Caputo, who will also keep his job as Chorus Director), one wonders why, in a year without a season- ; Dance Direction (Guido De Benedetti, an extremely conservative choreographer). I see no reason to change the old title, Ballet Director; added, and to my mind unnecessary Directions for Human Relations and for Marketing. Better received and more logical are the return of Arturo Diemecke as Artistic Director and Main Conductor of the Buenos Aires Philharmonic, and the naming of the very effective Eduardo Ihidoype (clarinettist of the Orchestra) as its Executive Director. Much resisted was the non-renewal of Stefan Lano's contract as Musical Director, although I felt that his post meant too much influence on artistic decisions which only pertain to the Artistic Director; but he was a distinguished Main Conductor of the Resident Orchestra (Orquesta Estable); in the latter job was named a talented Argentine conductor, Carlos Vieu. To the difficult job of Director of Studies went the capable pianist Irene Amerio. Deservedly two valuable persons kept their posts: Ana Massone as Director of the Superior Institute of Art and Carlos Calleja as Conductor of the Orquesta Académica. Omar Cyrulnik, a distinguished guitarist with no known relationship to the avantgarde, was curiously named as Director of the Center for Experimentation. A rather opaque figure was named as Technical Director, machinist Atilio Lazzari. And Macri's man at the Colón, Martín Boschet (with no antecedents for the job) was named Executive Director. Sanguinetti is his own Artistic Director.

Formally Sanguinetti depends on the City's Secretary of Cultural Management, Pablo Batalla, and on the Minister of Culture, Hernán Lombardi. But in fact he is reporting directly to Macri, for it is the intention of both to obtain the status of autarchy for the Colón from the Legislature. To be useful, that law will have to give the Colón's Director enough money and in proper time to execute his plans, and a horizon of at least three years. I do hope Batalla will have nothing to do with the Colón, for he was an extremely controversial General Director who provoked by his actions sundry legal actions against the Colón.

After those last weeks of December, official silence prevailed during January whilst there were persistent rumors about the paralyzation of the Master Plan of reforms. And opinions about irregularities appeared from PRO sources. A Macri-Sanguinetti press conference began to take shape, and it finally materialized on February 13. It was a gross disappointment in various essential aspects. Even in the formal aspect: journalists were cited at 6 p.m.on the Cerrito entrance: as they arrived they were directed to the Tucumán entrance and went down to the Ballet rehearsal rotunda, a true oven (it felt like 35 degrees). But the discomfort is minor compared to the gross discourtesy of starting early: by the time other reporters and myself arrived Macri had finished his brief speech and Sanguinetti was speaking; I reconstructed the missing minutes afterwards.

To say the least, what Macri had to say was startling:

a) He confirmed Sonia Terreno as head of the Master Plan and said that up to 2006 the MP had been excellently done. He took no notice of the numerous dissents and controversies of those years, and when the Colón photographer Máximo Parpagnoli –an articulate defender of the Theatre's patrimony- asked Macri to take a stand about the irregularities, the Chief of Government said that he would only go to court in very blatant circumstances, but that he preferred to look ahead. He had said earlier that in 2007 the necessary funding had gone consistently down (of course, Macri himself had asked Telerman to diminish the city's deficit, so both are responsible) and vouched that the theatre would be ready for reopening in 2010.

b) He also admitted that there will be probably be less personnel by 2010, for he thinks there are people who don't work or are troublemakers. Whilst it is quite probably true that the Colón has too many employees, any reduction must be done with very serious professional analysis. Many fear that Batalla's ideas have influenced Macri; behind this paring down project, they say, is the intention to eliminate those wonderful artisans that allow the Colón to be fully integrated in its productions, and to buy foreign productions that come in big containers. Hence the controversy about the building of a huge hoisting machine considered unnecessary by the Colón workers.

c) The Colón will still be closed in 2009; but Sanguinetti announces a season for that year, and with full-blown operas such as "Lohengrin": however, he doesn't accept the only viable alternative theatre, the Coliseo. Where, oh where, will the season take place?

The Press Department distributed folders with the details of 2008 to 2011. That will be the object of a separate article.

Para el Buenos Aires Herald

jueves, febrero 14, 2008

Conferencia de Prensa en el Teatro Colón

Algunas referencias a la conferencia de prensa ofrecida ayer por Mauricio Macri y Horacio Sanguinetti, con la presencia de Gabriela Michetti.
Ante todo, fue indecente lo que hicieron: la reunión fue citada a las 18 hs con entrada por Cerrito. Lo real: la entrada fue por Tucumán, y yo llegué a las 18,03 para enterarme de que habían empezado 17,50. Ya Macri había hablado, y estaba hablando Sanguinetti. En conversaciones posteriores con los asistentes al "horno" (la Rotonda del Ballet con 200 personas y 35 grados) rellené lo que no había oído. Al protestar yo por el extemporáneo inicio, me dijeron que la gente de Macri no se coordinó con la del Colón, que Macri llegó a las 17,20 y recorrió el teatro, y que habló antes de tiempo. ¿Nadie le mostró la gacetilla enviada a los críticos por el Colón? Porque no es un asunto menor, sobre todo con la tradición en la materia de esperar de 30 y 40 minutos después de la hora señalada para este tipo de reunión. ¿O, peor, se hizo a propósito? La reunión empezó a las 17,50 y terminó a las 18,30, tras cortarse abruptamente la sesión de preguntas, probablemente porque el asunto se le ponía espeso tras la exposición y pregunta de Parpagnoli que mencionó las mentiras del anterior equipo de gobierno y pidió un compromiso formal por parte de Macri para que se investiguen los hechos irregulares. (Gran aplauso a Parpagnoli). ¿Y qué contestó Macri? Que sólo si hubiera algo muy burdo se llevaría a la Justicia, y que él es de pensar hacia adelante, que no le interesa perder tiempo en las Cortes...
Tras declarar excelente la tarea del Master Plan hasta 2006, todo se atribuye al incumplimiento financiero en 2007. El mismo PRO denunció hace poco irregularidades en las 60 empresas que trabajaron en el Masterplan, como sobreprecios. Ahora parece desdecirse...
A otra pregunta con respecto a la cantidad del Colón, contestó (creo que sinceramente) que no sabe con cuánta gente se reinaugurará el Colón en 2010. Pero aseguró que hay gente que pone palos en la rueda y que traba el funcionamiento del Colón. Dijo cosas más plausibles: que quiere instaurar pronto un reglamento consensuado y especificar la llamada "carrera", que trataría de encontrarse una solución justa a los jubilables (curiosamente mencionó 152, la cifra que me llegó fue de 250). Pero que habrá un plan de racionalización no me cabe duda. O sea que se instala un período de incertidumbre para el personal. Una declaración de que no habrá más gente contratada, que sólo se harán concursos, causa muchos interrogantes. En efecto, y éste es el mayor disparate: si Sanguinetti en su momento levantó la temporada porque por las jubilaciones se encontraba con sus cuerpos estables desmantelados, ¿cómo se explica que pueda hacer conciertos? Porque si falta gente para la orquesta en el foso de ópera, también falta para el concierto... Hay una sola manera buena de arreglarlo, y es con contratos hasta que se hagan concursos.
Una extraña afirmación que contradice cuanto me había llegado al respecto fue cuando dijo que se había dejado caer el apoyo del BID ya antes de empezar la obra. A mí, y durante varios años, me contaron diversas fuentes que se había tomado el crédito del BID pocos meses antes de que expirara el plazo de oferta y se habían usado varios tramos, pero que en tiempos recientes el BID había retirado su apoyo porque varias cifras entregadas habían sido desviadas para otros propósitos. Asunto grave que parecería querer ser tapado. Uno se pregunta sobre qué arreglos hay detrás de escena para que Telerman y su gente (especialmente Fajre y Terreno) aparezcan tan libres de culpa en éste y en otros temas que tienen que ver con el Master Plan.
Sanguinetti miente cuando dice que el teatro no está paralizado. Me consta que lo está, lo recorrí días pasados.
No hubo la menor mención a la auditoría que se le está haciendo a Sonia Terreno y por la cual, según La Nación, ella no quiere hacer declaraciones. Pero ella y su equipo , sin embargo, han sido confirmados. ¿Podría afirmar Macri que no hubo irregularidades? No lo creo.
La intervención de Sanguinetti fue eufórica, citando grandes planes hacia el futuro y asegurando que él quiere volver a un Colón pleno como en su gran tradición. Terminada la reunión, los periodistas recibimos una amplia carpeta con la información completa de 2008, y parcial de 2009, 2010 y 2011. Pasé varias horas analizándola y saqué estas conclusiones: 1) Hay un disparate enorme: se anuncia una temporada operística 2009 cuando se sabe que el teatro no va a estar disponible. Pero cómo? No era, dixit Sanguinetti, que sólo en el Colón se pueden hacer las temporadas operísticas? No era inaceptable para el Director General que se utilizara el Coliseo? Y qué otro teatro hay que pueda usarse con un foso de 100? En suma, yo no le creo cuando me anuncia planes 2009. Si hay alternativas, que las explique.
2) En 2008 vamos a tener una Filarmónica dominada por Diemecke y con un homenaje a Decker. Hay algunos homenajes razonables, como los de Messiaen, Vaughan Williams, Ginastera y Rimsky-Korsakov. Sin el nivel de renovación del "año Palacio" (2007) , pero bastante aceptable. La Estable a su vez dará la mayoría de sus conciertos (de menor interés) dirigida por Carlos Vieu, y Lano vendrá para la Tercera de Mahler. El Ballet tiene una programación aburrida en extremo. Y sólo habrá ópera de cámara en el Teatro 25 de mayo.
3) Ya expresé el disparate de una temporada 2009 anunciada con obras de la envergadura de "Lohengrin" sin mención del teatro donde se representarán. Hay gran acento en los elencos argentinos, pese a la afirmación de volver al plano internacional. Tanto en ese año como en 2010 y 2011 hay profusión de repartos que despiertan dudas . Los artistas internacionales son pocos. Presumiblemente todo fue armado por Sanguinetti con Caputo, su nuevo Director de Opera. Dentro de una profusión de "Rigolettos", "Aidas", "Bohemes" y "Toscas", hay algunos aspectos de tímida renovación: "Isabeau" de Mascagni y "L´Arlesiana" de Cilea, "Rusalka" de Dvorak, "Los pescadores de perlas" de Bizet, "Billy Budd" de Britten; algún caso mal encarado, como un "Porgy and Bess" con elenco blanco (tiene que ser negro); algún disparate incomprensible, como contratar al régisseur Eric Vigié (sí, el de la malhadada "Traviata") como régisseur de "Falstaff"; contratos a 3 años de distancia de gente que ya tiene su carrera terminada, como Cassinelli; la notoria presencia de varios de los cantantes protestones durante recientes gestiones (Duarte, López Linares, Mirabelli); la ausencia de otros que fueron niños mimados de esas mismas gestiones (Bengolea, Mastrangelo); el retorno inesperado de Renán como régisseur (en "Carmen"). La gran escasez de figuras de primer rango, aunque unos pocos habrá (Susan Graham, la Guleghina, Michaels-Moore). La total ausencia del repertorio más contemporáneo (la máxima audacia será reponer "Lulu") y del repertorio barroco y del ruso. Total ausencia del bel canto serio.
4) Uno se pregunta (ya que toda esta gente está meramente apalabrada) cuál era la necesidad de anunciar hasta 2011 en este momento. Aparentemente , la idea es, "Ve,Macri, asumí hace dos meses y ya tengo todo programado!" Gran eficiencia...
5) Macri también se refirió a la autarquía por ley para el Colón y dio a entender que se le entregaría al Colón suficiente dinero para operar adecuadamente. Amén.
6) Ante una pregunta, Sanguinetti confesó no haber tomado contacto con la Fundación Teatro Colón en estos dos meses... En otro momento, afirmó que no hay cuerpo estable lírico, cuando lo estamos sufriendo desde 1973...
7) A destacar el ciclo de Mozart joven que hará la Opera de Cámara en 2009. Esto es ciertamente positivo.
8) Los planes de Debenedetti para el ballet en 2009 son muchos ballets trillados (unos cuantos en sus propias versiones o las de Belfiore) y como único respiro, dos buenos y conocidos ballets de Cranko.
9) Aumento en la cantidad de títulos (12 en 2009, 12 en 2010 y 13 en 2011) pero profusión de óperas trilladas , e incluso algunas repetidas dentro de ese mismo período ("Aida", "La Boheme", "L´elisir d´amore", "Tosca", "Carmen"). Tour de force de Cura en 2011: cantante, director de orquesta y régisseur en "Cav-Pag". Interesante visita: la Orquesta de La Scala con Barenboim.
Me temo que mucho de estos próximos años estará más cerca de la medianía que de las grandes épocas (incluso si la acotamos a la más reciente, el primer período de Renán). Eso, si se termina el Master Plan haciendo lo que realmente necesita el teatro, si el aspecto del personal está adecuadamente tratado, si...

viernes, febrero 08, 2008

Curso en el Club del Progreso.

"LAS ARTES VISUALES Y SONORAS EN LAS ÉPOCAS DE LOS LUISES XIII, XIV, XV Y XVI."

Panorama francés de los siglos XVII y XVIII.

Curso a dictarse en cuatro clases, los días martes 12 y 26 de febrero y 3 y 10 de marzo de 2008, a las 19 hs. por los Lic. Ma. Cristina V. de Bardin y Pablo Bardin, con proyección de imágenes y grabaciones musicales.

1)- EL SIGLO XVII: Las cortes de Luis XIII y XIV.

El palacio del Louvre, los Inválidos, los palacios de Vaux-le-Vicomte y Versailles. Artistas intervinientes: Le Vau, Hardouin-Mansart, Le Notre, Le Brun. Pintores al margen de la corte : Poussin, Mignard, hnos. Le Nain, Georges de la Tour.

2)-El « air de cour ». El « ballet de cour ». La regencia de Mazarino y la ópera italiana.

Luis XIV: Jean Baptiste Lully funda la ópera francesa.

La gran figura paralela de Marc Antoine Charpentier.

Los grandes creadores de música religiosa: Henri du Mont, Lully y Charpentier.

3)- EL SIGLO XVIII : La corte de Luis XV.

El "Rococó" o estilo "galante". Refinamiento en la decoración.

Su manifestación en la pintura: Watteau, Pater, Lancret, Boucher, Fragonard, Nattier.

Escuela popular: Greuze, Drouais.

La corte de Luis XVI.

Modificación de los cánones. Aparición de elementos clásicos y pre-románticos.

Gabriel (arquitecto). Hubert Robert y Mme. Vigée Le Brun (pintores).

Escuela popular : Chardin. Quentin-Latour.

4)- La evolución de la ópera de Lully a Rameau : André Campra, Jean Joseph Mouret.

La enorme figura de Jean Philippe Rameau.

El inicio de la « Opéra comique »: Monsigny, Grétry, Philidor.

Las tragedias líricas de Gluck.

La música religiosa: Michel Richard de Lalande, François Couperin.

Los grandes creadores de la música para clave: François y Louis Couperin, Rameau.

La música para orquesta: Couperin, Rameau, Lalande, Jean Marie Leclair, François

Gossec.

-Arancel: $80 . Inscripción : btiscornia@clubdelprogreso.com

Sarmiento 1334. Bs. As. Tel. 4371-5053 y 7944.

Análisis sobre la situación del Teatro Colón hoy

El diario, tras meses de ocultar la realidad mediante artículos sobre el Master Plan en la sección Arquitectura y en la revista de los domingos en donde había mucha foto de andamios pero ni una palabra sobre las discrepancias y los atrasos, finalmente sinceró el asunto, probablemente porque la sangre ya está llegando al río (ha ocurrido muchas veces en el pasado esa misma actitud, p.ej. el casi total silencio sobre la triste situación que afectó durante meses a la Sinfónica Nacional).

En el artículo "Las obras en el Teatro Colón están paralizadas" lo esencial es esto:
1)"Macri anunciaría un nuevo plan de acción con otros plazos y un nuevo presupuesto". Y bien, yo ayer visité el Colón y me avisaron que el 15 iría Macri al teatro a realizar anuncios en una conferencia de prensa.
2) "Está en duda la continuidad de la arquitecta Sonia Terreno y su equipo".
3) "Las obras están paralizadas". En efecto, en una larga recorrida no ví a un solo obrero.
4) "Dicen que hay alrededor de 50 empresas contratistas afectadas al Master Plan con serias irregularidades en sus contratos, en los plazos de ejecución y en los trabajos realizados".
El de hoy, firmado a diferencia del anterior (lo firma Alejandro Cruz), es duro desde el título:
Muestra fotos de cosas que yo ví: el enorme hueco del montacargas repleto de agua proveniente de la napa, p.ej. Ello ocurrió (me lo contaron ayer) porque una malhadada intervención del Master Plan permitió el filtrado del agua de napa hacia el montacargas. También observé que el arroyo, que corre raudo, está encamisado desde 1972 por la gestión de M. R. Alvarez, quien encareció que nunca se tocara: tiene una permanente bomba de achique (la ví). Cruz cita lo siguiente: 1) La diputada Teresa Anchorena envió carta a Macri criticando duramente la política del Master Plan en cuanto a los textiles. Debo decir que este tema lleva años de debate y Anchorena siempre opinó que son restaurables.Y "puede garantizarse una durabilidad de 20 años". El diario reproduce una carta de Plácido Domingo a Macri apoyando esta idea. Desde hace diez días ella, que es Presidenta de la Comisión de Patrimonio de la Legislatura , está pidiendo una respuesta para visitar la sala con otros integrantes pero no le contestan o le dicen que sí y luego le postergan.
2) Esto es particularmente serio."José Francisco Quiroz, en su carácter de ciudadano, presentó una querella ante la Cámara Federal de Apelaciones en lo Criminal caratulada ´Mauricio Macri y otros sobre incumplimiento de los deberes de funcionario público, malversación de caudales públicos y daño a monumento histórico nacional". Personalmente considero que mucho más que a Macri tal querella debería ir contra Telerman , Terreno y Alvaro Arrese (ex Director de Infraestructura de la Ciudad). Pero la gente del Pro, si bien no era gobierno , sabía muy bien qué pasaba, especialmente en los meses de transición, y Macri puso a un hombre suyo, Martín Boschet, en el Colón (actual Director Ejecutivo) ya en Julio pasado ( o antes). Y hubiera debido actuar al respecto en cuanto asumió como Jefe de Gobierno.Menciona la causa la falta de asesoramiento profesional previo a la confección del plan de trabajo, la falta de control que desde el Estado se debió hacer , y "la destrucción literal de un patrimonio cultural".
3) "Terreno no hablará hasta que se termine la auditoría que está evaluando su trabajo". Pero sin embargo no permite la visita de una comisión de la Legislatura...
Hoy el Foro de Armando Ayache difunde envíos de Saraví y Bragato muy bien inspirado sobre la cuestión del dinero del BID. Al respecto yo hice ayer una pregunta en el Colón, y me dijeron que el BID no se borró pero su intervención está en suspenso hasta que se aclaren los desvíos a los que se refiere Bragato (grave asunto que podría ser penal y afectar a Telerman).
Días atrás salió un suelto en La Nación, "Relevamiento de deudas", invitando "a proveedores de bienes y servicios y a contratistas de obras públicas a acercarse para que acrediten cualquier deuda que el Estado pudiera tener con ellos. No hay registro de esas deudas y no figura en los balances la falta de pago". Obviamente esto incluye a empresas que ganaron licitaciones del Master Plan como San José y Dycasa.
Se me ha facilitado un DVD con valioso material gráfico y redactado sobre todo el procedimiento del Master Plan mostrando los errores de realización y también se incluyen las conclusiones del Instituto del Restauro de Roma, que fueron desestimadas, así como la opinión de otros varios expertos europeos.
Además, una fundamental carpeta incluye todos los intercambios de la Comisión de Seguimiento del Master Plan en la que están o estuvieron Anchorena, Grementieri y Bidonde entre otros, y donde queda patente la falta de colaboración del Master Plan con esta Comisión. Por otra parte, integrantes de las secciones técnicas del Colón me confirmaron la arrogancia con que fueron tratados y cómo fueron desestimadas multitud de observaciones. Y en particular las grotescas subestimaciones de costos, que ya han más que duplicado los 25 millones de dólares originales. Debo decir sin embargo que hubo desidia en la propia Comisión de Seguimiento, al dejar pasar sin observaciones redacciones de licitaciones que luego fueron atacadas y hubieran debido atajarse a tiempo por mala formulación reflejando insuficiente estudio previo.
Observaciones sobre mi reunión con personal del Colón y unas palabras que crucé con Boschet:
1) Los cuerpos estables recién están citados para el 7 de marzo, mucho más tarde que en años anteriores.
2) No habrá ninguna actividad pública antes del 1º de mayo.
3) El Opera habría aceptado trabajar a bordereaux (sería sede de conciertos y ballet).
4) Las orquestas ensayarían en un local de COAS, y el ballet en la Hebraica. También el Instituto trabajaría en otro ámbito.
5) En una extraña decisión, habría diferentes encargados de prensa según áreas: uno para ópera y conciertos, otro para ballet y un tercero como vocero político!
6) Lamentablemente el acto administrativo presentado ante el Procurador protestando los telegramas conminando a jubilarse a los mayores de 65 años habría sido rechazado. Teóricamente la próxima acción debería ser una medida cautelar.
7) Pretenden convertir a la gran sala de escenografía en salas de ensayo, pese a ser el único ámbito adecuado por su tamaño para escenografía.
8) Pretenden cambiar la orientación y el tamaño del montacargas grande para que quepan containers "king-size", lo cual lleva a la importación de producciones y a la tercerización de lo que siempre ha sido producción propia (éste es un punto crucial).
9) No se considera necesario al montacargas chico que están armando a un costado del escenario.
10) No se podrá ensayar en ningún lugar del teatro si se reanuda la obra según el esquema previsto por el Master Plan.
11) La Biblioteca está en el 4º piso, cerrada al público en general aunque abierta para investigadores. Es un ámbito pequeño e incómodo donde la Bibliotecaria defiende el patrimonio con tesón. Considera que el Archivo Musical, enviado a la Biblioteca Nacional, está en un local de inadecuadas condiciones de temperatura y humedad.
La Biblioteca tiene permanente control de estas variables fundamentales.
Mis conclusiones: 1) Debería realizarse la intervención del Master Plan y la reformulación de los plazos y el presupuesto con nuevo equipo de gente.
2) Por bien orientados que estén de aquí en más, creo que no hay Colón hasta 2010, pese a que Sanguinetti anunció una temporada 2009.
3) El personal calificado del Colón debe intervenir, y la Comisión de Seguimiento debe velar por los plazos de ejecución y por la calidad de la misma y dar a conocer cualquier desvío a la opinión pública.

Comentario sobre el artículo: "El Teatro Colón tiene demasiados empleados"

Creo que el artículo "El Teatro Colón tiene demasiados empleados" amerita algunos comentarios:
1) Le dan un espacio privilegiado en la primera plana de la sección principal.
2) La esencia del artículo es analizar el proceso de transformación de la Staatsoper de Berlín, pero queda claramente implícito un paralelo con el Colón, y el título es "El Teatro Colón tiene demasiados empleados". En realidad al Colón apenas se le dedica un párrafo de dudoso contenido (ya llegaré a eso). Pero diciéndolo un administrador de un teatro exitoso queda apoyada la idea de la propia Scalisi expuesta en otros artículos.
3) Nuevamente se comparan teatros de muy distinta estructura: repertorio (Alemania) contra temporada (Colón). Unos y otros pueden estar mal administrados, por supuesto, pero los requisitos son muy distintos. Además, nada se dice sobre si el teatro berlinés es de producción integrada, dato fundamental ya que naturalmente esto implica más personal que si se terceriza la producción.
4) Es curioso que la cifra de empleados de ese teatro berlinés llegaba a 1300, similar a la que tiene el Colón. Pero acaso tenía dos orquestas y un instituto, como el Colón? Creo que no. Sí tenía, supongo, un ballet, ya que Vierthaler es también director del Staatsballett.
5) Fíjense en un dato esencial. La reducción a 780 se produjo así: "no hubo despidos";sí "retiros voluntarios y jubilaciones sistemáticas". ¿Qué significa "sistemáticas"? Yo no creo que haya habido allí un tema de jubilaciones similar al nuestro, con 60 % no remunerativo y que no cuenta para la jubilación , como le ocurre a los 250 que recibieron telegramas de Telerman intimándolos a jubilarse. Si esa injusticia no existe, es fácil aplicar un plan de atrición inteligente. Y seguramente los que tomaron el retiro voluntario lo hicieron en condiciones ventajosas.
6)"Saber también dónde reducir o incluso incorporar gente": esto merece un análisis minucioso en el caso del Colón, que nunca se ha hecho, y es arduo trabajo que no dejará de provocar conflictos, ya que el problema está en la calidad de los evaluadores y en la indudable presencia de gente que sobra pero que será respaldada por el sindicato. Y también están los jefes de sección que no quieren perder personal, aunque sobran, porque se les reduce la quintita de poder.
7) Confieso no comprender cómo logra superavit el teatro berlinés, cuando es regla constante en todos los teatros líricos que en mayor o menor grado se pierde dinero, y la diferencia la pone el estado o mecenas privados o ambos.
8) No se dice una palabra de la feroz disputa en la Berlín unificada entre los tres teatros líricos: los dos que eran de Berlín Oriental, la Staatsoper y la Komische (que declinó de los gloriosos tiempos de Felsenstein en los años 60 a la bazofia de Calixto Bieito), y la Deutsche Oper en Berlín Occidental (gran rivalidad de Thielemann con Barenboim ganada por este último). El Senado de la Ciudad, que es quien decide la distribución de fondos, insiste en que tres óperas son demasiado y por ello la lucha por los fondos es constante. Varias veces Barenboim dijo que si le escatimaban fondos él renunciaba porque no podía mantener la calidad.
9) Más que productividad (ya que se mantuvieron en 210 funciones) lo que mejoró fue la relación costo-beneficio (lo mismo con 40 % menos de personal).
10) Hay dos párrafos tremendamente contradictorios: "Cada vez que hay que ocupar un puesto, convocamos a entrevistas personales a los más calificados y entre ellos se elige, con toda transparencia, al que mejor cumple con las expectativas". O sea, se elige en base a una presunta lista preparada por el teatro. Pero luego dice, contestando a la pregunta capciosa de Scalisi, "¿Llaman a concursos para todo tipo de puesto, aun los de mayor jerarquía?", "Absolutamente para todos. Los concursos son abiertos y nos llegan postulantes de todo el mundo". Si esto es así, que no lo creo (Barenboim seguramente no fue elegido por concurso), los concursos son ganados, no elegidos.
11) Nombra un misterioso "acuerdo en 2004" sin otra aclaración. Quien tenga larga memoria recordará que otro artículo de Scalisi se refería al arreglo Ibarra-Barenboim de traer a Buenos Aires a la Staatsoper de Berlín y en particular presentar "Tristán e Isolda" aquí. Aparentemente Vierthaler intervino, pero no se aclara si pasó tiempo en Buenos Aires, ni de dónde sacó sus datos y cómo obtuvo sus conclusiones. Saraví controvierte el último párrafo de Vierthaler: "la gente que obtiene un puesto allí es seleccionada con criterios que no son exclusivamente los de la preparación y la calidad" y dice: "este comentario debería valer sólo para los puestos ´no artísticos´, ya que los músicos, bailarines, cantantes, pianistas y maestros internos hemos dado concurso por oposición, internacional en la mayoría de los casos". Más allá de que algunos concursos se demoraron demasiado en el tiempo o fueron realizados con criterios discutibles (como los últimos de hace ya seis años) sigue siendo cierto que el concurso fue el principal método del Colón para cubrir puestos artísticos, y creo que muchos puestos técnicos. Los administrativos han sido más discutibles.
Como se ve, hay mucha tela para cortar, y creo que Vierthaler opina con ligereza sobre un tema (el Colón) que conoce mal. Pero por algo La Nación lo pone en primera plana... Hay una campaña, y creo que coincide con ideas de Macri y Batalla.

Con referencia a la nota "El centenario del futuro" del diario La Nación

He leído el artículo "El centenario del futuro" de Cecilia Scalisi y creo que resulta demasiado utópico, además de hacer comparaciones improcedentes.
a) Compara una orquesta sinfónica (como la Filarmónica de Berlín) con un teatro lírico de sin igual complejidad, que suma ópera, ballet , conciertos, y un Instituto Superior de Arte, y que tiene producción integrada propia.
b) Compara teatros alemanes de repertorio (como el de Barenboim) con un teatro de neta stagione (temporada) cuando sus estructuras son profundamente distintas. Pero no compara con el Real de Madrid o la Scala, que sí son de stagione (y la Scala ha tomado un camino desastroso, de paso).
c) Ningún gran director va a dedicar un mínimo de seis meses por año al Colón, incluso Barenboim. No van a interrumpir su carrera de primerísimo nivel para venir aquí, cuando pueden tener Munich o Viena o Berlín. Hasta será difícil que acepten dirigir una orquesta nuestra (el único gran nombre que lo hizo fue Dutoit en los últimos veinte años, y había otras razones ligadas a Martha Argerich para que lo hiciera, no incluyo la extraña fusión que hizo Mehta en una ocasión de las Filarmónicas de Israel y de Buenos Aires). No sólo el Colón perdió imagen y jerarquía, sino la ciudad y el país.
d) Ella debe saber que los grandes nombres que menciona en Europa no fueron elegidos por concurso, es patentemente ilógico que Barenboim, Rattle, Ozawa o Mehta pasen por un concurso y es obvio que no lo aceptarían. En todos esos casos hubo candidatos para el cargo basados en su trayectoria, y quien sacó más votos por parte de los nominantes fue llamado, le ofrecieron el cargo y le aclararon las condiciones económicas y de funcionamiento. Si se ponen de acuerdo, lo nombran.
e) En mi artículo sobre el Colón en "Nuestra PROpuesta cultural" (que ignoro si Scalisi lo leyó) doy mis razones para negar el concurso para los puestos máximos y en particular la enorme dificultad de poder definir las condiciones necesarias. Sin embargo, doy un perfil del que sería el director ideal ( a la vez General y Artístico) y aclaro que nadie tiene todos los requisitos y que muchos no son mensurables; el jurado presunto debería opinar sin base seria .
f) No hay razón alguna para que el director deba haber trabajado en un puesto internacional previamente. Los dos directores que mejor trabajo han hecho no habían dirigido ningún teatro lírico previamente (Enzo Valenti Ferro, crítico; Sergio Renán, actor, director teatral y de cine, régisseur). Nunca tuvimos un director extranjero. Si viniera un extranjero, en especial si es europeo, tendría un enorme problema de adaptación, incluso si fuese español. Y no convendría que fuese director de orquesta ni famoso régisseur: eso vale para Alemania, no para Argentina. Aquí cualquier profesional que sube "cuida su quintita"; parte del motivo por el cual Valenti Ferro funcionó tan bien fue porque no tenía quintita alguna para cuidar...
g) Apruebo en cambio que los contratos sean de períodos que sobrepasen a un mandato de gobierno.
h) Sin necesidad de nombrar directores musicales como Lano, se obtiene calidad sencillamente eligiendo bien los artistas para cada título y pudiendo contratar con un mínimo de tres años de anticipación. Veamos los repartos de Valenti en los 60s! Y dando un sólido respaldo económico. El Colón, con 55 millones de pesos, tiene un presupuesto irrisorio comparado con los grandes teatros. Le dan la misma plata a la Sinfónica de San Pablo! Bastaría con que al Colón le dieran la participación porcentual que tuvo históricamente en el presupuesto de Cultura(1/ 3 en vez del actual 1/6) para que pasara a tener 110 millones de presupuesto. Estaría igual lejos de Viena,Munich, Berlín, París o Viena, e incluso lejos del Real de Madrid.
i) Nada dice de 2009, menciona al bicentenario. ¿Da por aceptado que tampoco en 2009 tendremos Colón? Menciona las obligaciones del nuevo gobierno. Creo que tiene dos esenciales: realizar un estricto control para que el Master Plan termine en 2008 y dar presupuesto para que esto pueda lograrse tras la demora de Telerman, y dar presupuesto para realizar una temporada: negativo, como se sabe. Y las propuestas no sirvieron de nada: no tenemos temporada. Difícil creer en Macri-Lombardi-Sanguinetti.